Cuánto vale la seguridad de tu hijo?

Realmente me hago esta pregunta pero no tengo una respuesta. Es incalculable. Para mí y para muchas otras madres la seguridad de nuestros hijos es lo más importante.  Hace unos días vimos en las redes sociales una foto de un padre llevando el asiento protector de su bebe en el baúl de un vehículo Smart. Cuando vi la foto tengo que admitir que los ojos se me aguaron. Por más que trate de encontrarle una justificación no entiendo como un padre puede hacerle esto a su hijo.

Cuando pienso en esto no puedo evitar pensar en el caso de la doctora de Barceloneta que olvido a su hijo en su vehículo. Y vuelvo y me pregunto, cuánto vale la seguridad de tu hijo? En manos de quien está la seguridad de tu hijo? Luego de este caso el gobierno propuso una ley donde le exigirían a los cuidos llamar a los padres de los niños que no hubieran llegado en la mañana. Entiendo que es una ley bien intencionada, que trata de evitar que estos accidentes ocurran. Pero hasta cuando vamos a seguir dándole cargas al gobierno por cosas que no le corresponden? Yo soy la responsable de ese chiquito desde el día que me entere que estaba embarazada. Yo soy la que tengo que estar pendiente cada vez que lo monto en la guagua. A veces pensamos que como el chico grita, llora o balbucea pues no lo podemos olvidar,  pero en mi caso a mi chico le gustaba dormir en su asiento protector. Cada padre tiene su técnica para saber que ese chico está ahí. Aquí les comparto las que hasta el día de hoy me han funcionado.

  • Mira a tu bebe constantemente: en mi caso mi primera reacción una vez me monto en la guagua es virar mi retrovisor en dirección al asiento protector. Prefiero hacerlo de esta manera porque por instinto cada vez que manejo y cambio de carril tengo que mirar por el retrovisor.
  • Aleja distracciones: ese no es momento de leer el periódico o conectarte a Twitter en tu celular. En mi caso trato de dejar el celular en la cartera. Esto es un poco difícil porque tengo que admitir que sin mi celular me siento perdida. Pero como sé que me resta atención pues me obligo a no usarlo. Nadie se va a morir porque le devuelvas la llamada 15 minutos más tarde y ninguna situación del trabajo será más importante que la vida de tu bebe.
  • Ten un “reminder” de tu bebe: en mi caso la música es mi recordatorio. A mi chico le encanta que le ponga Atención Atención en el radio así que cada vez que estamos juntos, el Lagartijo Johnny y el señor Sapo nos acompañan. Este es mi recordatorio final de que hay un chico abordo. Hay madres que utilizan peluches o los bultos del bebe. Tenlos a la vista en el asiento del pasajero.

Aunque mi chico ya tiene 3 años y está en la etapa de hablar hasta por los codos, cada día pongo en práctica estas técnicas. Además de ayudarme a evitar un accidente, estas técnicas me permiten tener un tiempo de calidad con mi chico. Tengo que admitir que escuchar a ese chico cada día descubriendo las cosas tan sencillas de la vida es sumamente gratificante.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s